GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Kevin

Por:  Laura Aguilar
Para:  Puntadas católicas


Un día leí su nombre en el facebook de una persona conocida. Pedía oraciones por él, por su hijo que luchaba contra el cáncer.

Y así, Kevin entró en mi vida.

Fueron meses en los que se esperaba una brisa de esperanza, un destello de algo que mantuviera a Kevin en ésta vida.
La alegría apareció cuando el cáncer se creía vencido. Durante meses lo dejó descansar.

Un día, apareció de nuevo el anuncio: Solicito oraciones por mi hijo Kevin. El cáncer ha vuelto.

¿Qué pasó? me pregunté....parecía todo bien. Y Kevin volvió a la lucha. Un gran guerrero, como su mamá le llama.

Durante unos días estuve desconectada del Face por cuestiones familiares y al retornar, lo primero que me encuentro es la noticia de su fallecimiento.

Kevin, el guerrero venció finalmente.
Pareciera que el cáncer lo derrumbó, pero yo creo que él venció al cáncer. Al cáncer de la indiferencia, al cáncer de la apatía y del "no me importa nadie más que yo y los míos".

Su hermano nos ha pedido que lo tengamos siempre en nuestro corazón y éso seguramente será así, pero Kevin está ahora en un corazón mucho más bello y grande: en el corazón de Jesús.

En los días que no estuve conectada, tuve la visita de mi hijo que se ha casado y vive lejos en otro país, allá más lejos del mar más grande, allá pasando "el charco" como le decimos al Oceano Atlántico.

Al despedirlo, me sentí desplomar porque es mi hijo pequeño, mi bebé como le digo. Aquel que fué mi consuelo, mi compañía durante muchos años de soledad, de tristeza. Me acompañó en mis peores momentos; estuvo atado a mi depresión. Sin él no hubiera podido soportar ésta vida.

Y entonces, Kevin el guerrero volvió a aparecer en mi vida. Abrí el face para despedirme de mi hijo y ahí estaba otra publicación hablando de Kevin. Y me dí cuenta que no tengo derecho a desplomarme, porque mi hijo sólo está a 16 horas de distancia, porque a mi hijo podré verlo y hablar con él gracias a la tecnología, pero la madre de Kevin no volverá a verlo en ésta vida, no volverá a sentir sus brazos rodeando su cuello, no volverá a escuchar su voz tan amada seguramente.

No tengo derecho a desplomarme, porque hoy un hermano llora a su amado hermano mayor y no volverá a jugar con él, ni a escuchar sus bromas... no en ésta vida.

Y entonces, he visto cómo Kevin ha vencido. Como su madre dijo: es un gran guerrero.
Porque Kevin no es sólo un nombre, no es sólo una persona que murió de cáncer y ya... Kevin es una persona en Cristo, vencedora con El.

Para mí, Kevin es sinónimo de lucha, de lucha de la buena... de aquellos que no se rinden nunca y que cuando caen, lo hacen como los grandes.


Gracias, Kevin por tu ejemplo de valor, de lucha, de esperanza, de alegría en el dolor.

Una vida no se mide por lo largo de los años que la componen, una vida se mide por aquello que siembra en los otros... y tú sembraste en mí, la semilla de la valentía, del no rendirse nunca.  13 años de lucha, seguramente serán semillas en las vidas de muchos a los que amas, de muchos a los que no conociste siquiera.

Dios te bendiga, te guarde con El y nos permita seguir recordando en los momentos difíciles, tu ejemplo.

Gracias, Kevin.
Gracias, Dios por permitir que un ángel en éste mundo nos viniera a enseñar durante ése tiempo.

Me permití tomar éste collage que su madre hizo para él.

Es sorprendente la mirada de tranquilidad, de ternura  y de amor que tiene, la forma en que sostiene a su hermano menor por los hombros, no recargándose sino como apoyándolo.

Es sorprendente cómo un niño de 13 años tenga ésa serenidad. Seguramente Dios se la infundió siempre.


Kevin has vencido... has vencido a la muerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores