GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

La homosexualidad en mi vida

Por Laura Aguilar Ramírez



En éstos momentos (mayo2016) se está fraguando una iniciativa para permitir las "Bodas" homosexuales en todo México.

Han sido permitidas en la Capital metropolitana.
Se sometió a votación y fué implantada una modificación a las leyes.

Puede parecer una terquedad y falta de razonamiento y defensa de cosas "antiguas" por parte de la Iglesia y de las personas que como yo, profesamos la fé cristiana, el negarnos a éste tipo de leyes.

Es por éso que me gustaría dar a conocer las bases por las cuales, yo no estoy de acuerdo ni con las bodas ni con las adopciones de niños por parte de las personas homosexuales.

Cuando niña, fuimos a vivir a casa de una persona homosexual que mi mamá conoció en el trabajo, que le ofreció una casa para la familia (la necesitábamos en ése momento)

Mi madre desconocía ése aspecto de la personalidad del señor, necesitaba un lugar para su familia y además, tenía un corazón muy noble. Se conmovió ante la soledad y miedo de ésa persona. Su madre acababa de morir, él estaba lleno de miedo y enfermo de los nervios.

Así fué como nos cambiamos a su casa. Parecía alguien normal. Podía decirse que era un hijo que vivía al lado de su madre y por ello no había encontrado mujer.

Al principio todo era normal. Pero al paso del tiempo, la careta con que se cubría se empezó a caer. El acostumbraba tomar pulque y empezó a abusar de él (ya lo hacía antes de cambiarnos a su casa, pero lo había reprimido)

Un día llegó con un "amigo" a la casa, mi mamá no se encontraba en la ciudad.  Tuvo relaciones con él, estando nosotros (niños y adolescentes acompañados de una tía) en un cuarto al lado.

Fué bastante desagradable. Mi mamá abandonó la casa con la familia cuando regresó. Nos fuimos con uno de sus hijos. Estuvimos unos días allá. El fué a pedirle perdón, la convenció y regresamos.

Al tiempo, volvió a hacerlo, acostumbraba molestar a quienes se acostaban en la litera arriba de él, abusaba del alcohol, molestaba a los vecinos con improperios. Nos acusaba de robarle cosas. A mí se me acercaba sin que lo notara, llenándome de miedo al voltear. Su cara y su risa eran burlonas. Gozaba causándome miedo.

Ese tipo de vida, me alteró los nervios. No era agradable vivir a su lado. Llegué a irme a vivir con familiares para no estar cerca de él.

Los vecinos nos dijeron que antes de llegar nosotros, su mamá se enojaba de que llevara hombres a su casa y él llegó a corretearla, llegó a pegarle. Tratando de defenderla, se ganaron su odio y era la razón por la que los injuriaba.

Habían tratado de defender a una persona mayor y él lo tomó como que se metieron en su vida. Por años los ofendió, por años estuvo buscando la manera de quitarles el terreno.  Lo habían comprado a medias.

Era muy incómodo que como niños no pudiéramos salir a jugar con nuestros vecinitos libremente, que tuviéramos que esconder nuestra amistad con ellos a causa del señor que se enojaba si nos veía a su lado.

Descubrimos que todo su miedo provenía de su niñez, que era una persona enferma. Había crecido con el sonido de las balas revolucionarias, después vivió la guerra cristera cuando estaba recién ingresado a un seminario (su madre era ferviente católica y como toda fiel, creía que era un honor tener un sacerdote en la familia)

La guerra cristera fué cruel contra los cristianos y él sufrió en carne propia ésa crueldad. Eran violados unos, asesinados otros, vejados.

Era muy jovencito y éso debió trastornar su personalidad.

Fué triste su historia. Y triste el vivir a su lado.
Mis nervios se alteraron a raíz de ello, mi hermana se volvió rebelde al ser acusada por el de cosas que no hacía, los hijos de mi mamá no se atrevían a invitar amigos a la casa porque él los acariciaba.

Nos avergonzaba con nuestros amigos.
No era el ambiente adecuado para unos niños y unos adolescentes.

El cambió al final de su vida. Encontró la paz finalmente.
Sufrió mucho. Su cuerpo quedó inválido. Tan sólo movía un brazo que usaba para llevar la comida a su boca.

Mi mamá con su gran corazón no lo dejó sólo, a pesar de amenazarlo varias veces con hacerlo.
Era muy difícil la situación.

Al final de su vida, oraba mucho, recibía la comunión, se confesaba. En fin, reencontró a Cristo al que conoció en su infancia.

Pero... el mal que dejó en nosotros tardó mucho en regenerarse.

Fué una prueba muy difícil para todos nosotros el convivir con él

Yo terminé por aceptarlo, por compadecerlo igual que lo hacía mi mamá Pero el miedo que me causaba, tardó mucho en curarse.

Creo sinceramente que una persona homosexual no es la mejor de las influencias como padre de nadie. Creo que tienen una enfermedad del alma que sólo Cristo puede sanar.

Creo que no son aptos para adoptar a nadie, porque todo niño tiene derecho a vivir en un hogar formado por padre, madre e hijos.

Sé que no todos podemos tener un hogar así, pero también creo que se debe luchar por tenerlo. Que el ambiente ideal para que un ser humano se desarrolle lo mejor posible es creciendo al lado de su mamá y su papá y sus hermanos.

Creo firmemente que Dios creó al hombre y a la mujer  complementarios, que sólo la unión de un hombre y una mujer es natural
Sólo de una unión entre un hombre y una mujer, nace un ser humano. Es lo natural.

Todo lo que se hace antinatura, no puede traer cosas buenas, ya que Dios creó la naturaleza y dijo que era buena.

Ahora conosco de la palabra de Dios, y veo que lo que yo viví y las conclusiones a las que llegué a raíz de ésa vida, coinciden plenamente con lo que Dios nos ha dicho através de su relación con el hombre.

Es tan natural lo que Dios nos dice, que yo sin conocer de su palabra, llegué a las mismas conclusiones

Dios desea lo mejor para nosotros.
¿Cómo podemos entonces desear lo malo para aquellos que amamos?
Y no sólo debemos amar a nuestros hijos, a nuestros hermanos y familiares, sino a todo ser humano

Y a toda la creación de Dios.

Creo que la implantación de leyes antinaturales como el permitir bodas homosexuales, como el aborto, como la adopción de niños por parte de homosexuales, como la aceptación de drogas, tan sólo porque no somos capaces de vivir conforme a nuestra naturaleza y conforme a la voluntad de Dios, no hace sino desilusionarme del ser humano.

El ser humano es capaz de transformar el mundo, porque ha sido creado a imágen y semejanza de Dios y por la Gracia de Dios.

El ser humano es capaz de transformarse, si le pide a Dios ésa Gracia, pero no por sí mismo.

Esa capacidad de transformación está basada en la libertad que Dios nos ha dado.

La incapacidad de buscar lo mejor, de dar lo mejor creo yo, nos ha llevado a aprobar leyes tan absurdas, a vivir de manera tan antinatural.

"Si no puedo vivir conforme a mi naturaleza, entonces transformo la naturaleza" parece decir el mundo actual Y éso no es posible.

El "respeto" a personas que no viven conforme la naturaleza con que Dios los dotó, nos está llevando a no respetar al mismo ser humano..

El querer dar gusto a todos, nos está llevando a nuestra propia destrucción.

¿No es posible para éstas personas, el sacrificar sus deseos antinaturales, tal y como muchos sacrificamos nuestros deseos, en bien de los demás?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores