GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Carta a Juan Pablo II


Buscando una biografía del Beato Juan Pablo II encontré el blog http://juanpablo2do.blogspot.mx/
y en él, de entrada me topé con una carta escrita 2 años después de la muerte del Papa y volví a revivir el momento en que sus ojos me miraron através de la televisión y removieron tan dentro de mí que cambió mi vida. Ese fué el momento preciso en que sentí a Dios.
Era el último momento en que se despidió de México, en su último viaje a mi país, el momento antes de abordar el avión que lo llevaría de regreso al Vaticano. Era 2002.

Había estado sumida por dos años en una depresión tremenda de la que nada podía sacarme, ni doctores, psicólogos. Mi mamá había muerto unos meses antes, me sentía rechazada, atacada. Y su mirada tan triste o por lo menos así la percibí yo, penetró através de mi mente llena de oscuridad y tinieblas y empezó un periodo de resurgimiento dentro de mí y renací.

Nunca me había interesado por él, a pesar de sus 5 visitas. Era para mí alguien tan distante, pero en ése momento fué el más cercano de todos. Y en ése momento conocí a Cristo y todo tuvo sentido.

Esta carta la escribió un joven, pero bien pude haberla escrito yo. Es por éso que la comparto en éste sitio.
De ahí empezó mi deseo de conocer la fé, de ahí nació el sentirme llamada a servir a Dios, de hacer un apostolado.



He descubierto, de casualidad, esta carta que Alberto (creo que se llama asi) del blog  Una gota en el océano,  publicó el 2 de abril de 2007, cuando se cumplían dos años de la partida de nuestro amigo el Beato Juan Pablo II.   
Lamentablemente veo que ha discontinuado su blog, pues el último post es de 2008. No le he pedido permiso para publicarla (ni siquiera se si le ha llegado mi mail), pero me pareció que merece la pena recordarla,  es una pena que se pierda. Es un testimonio más, sincero, joven y valioso,  de quien se ha sentido  tocado por la espiritualidad de Juan Pablo II.  Es un testimonio más de todos aquellos que nunca olvidarán su presencia en Cuatro Vientos.


Copio textualmente:
"Querido Juan Pablo,

Han pasado ya dos años. Dos años desde que se te cerraron los ojos para volverlos a abrir para siempre al ladito de Dios. Ya sabes que tuve la tentación de coger un vuelo a Roma para acompañarte en las últimas horas y decirte por última vez adiós pero no me decidí porque supe que preferías que me quedara estudiando y rezando en donde estaba. Sabías que no podía permitírmelo y te aprovechaste de eso para que cumpliera con mi obligación. ¡Tenía tantas ganas!

Aquél día cogí la foto que tengo contigo, tomada en el momento más especial de mi vida, y lloré mientras rezaba. Sabía que no tenía que rezar por ti -aunque lo hacía- sino a ti. Tenía que pedirte que te acordaras de todos los que estuvieron conmigo el día de la foto porque sabes que lo necesitábamos mucho. He pasado horas mirando esas fotos y ahora, con la perspectiva de los años, veo que no te era ajeno nada de lo que encontrabas en nuestras miradas. Ahora soy consciente de que sabías mucho de cada alma sin haber hablado personalmente con nosotros. Ahora soy consciente de que te entregabas por todos y cada uno de tus hijos que tenías delante como si fuera la única persona en el mundo. Ahora veo que sabías lo que había en el corazón de cada uno de nosotros. Tu mirada triste a sus ojos -ya sabes a quién me refiero- demostraba que sufrías por esa hija tuya que también sufría. En fin, qué te voy a contar que tú no sepas.

Yo era, como decimos en mi casa, un moco. No debía de pasar del metro y medio y lo que más recuerdo de aquél día son mis zapatos resbaladizos y la plaza llena a rebosar aquél Domingo de Resurrección, el día más grande para nosotros. Pronto van a cumplirse nada menos que 15 años y parece que fuera ayer. Nunca podré agradecerte lo que has hecho en mi alma desde entonces. Cada encuentro, peregrinación, audiencia… han sido empujones para mi alma en busca de Dios, para tratar de parecerme cada vez más a ti, para aprender cada vez más de tu entrega generosa por Dios y sus hijos. Te diste hasta enfermar. Sufriste dolores inmensos pero nunca olvidaste dar cariño y amor a tus hijos en lugar de esperar recibirlo. Nunca olvidaré al “joven de 80 años” de Cuatro Vientos moviéndose al ritmo del Color Esperanza, el color que desde entonces es sólo tuyo.

Te echamos de menos, Padre, pero notamos que estás muy cerca de nosotros. Gracias por dejar un ejemplo tan grande de Amor. Cuida de todos nosotros, de tu Iglesia, que sabes que siempre está amenazada. De tu sucesor, ese pastor bueno y fiel que nos guía con mano dulce. Cuida de este energúmeno que te escribe, que siempre luchará por ser fiel pero que no siempre lo es.
Un fuerte abrazo y hasta pronto, amigo de Dios,

Tu hijo."
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores