GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Mis madrastras



Para mí, no deberían existir los padrastros o madrastras.
Sólo en casos de padres o madres viudas, podría aceptarlo, pero no cuando la mamá o el papá están vivos y se tiene relación con ellos.
No se puede tener dos papás ni dos mamás.
"No se debe servir a dos amos porque con alguno de los dos se queda mal".
Necesariamente se afecta a los hijos. Un niño con dos padres o dos madres tiene conflictos interiores, conflictos afectivos.

Aceptando que una pareja se separe, que para mí no es válida ésta opción ya que el matrimonio es ceder una parte de mí en beneficio de mi esposo y de mis hijos, y si todos creciéramos en el verdadero amor de Dios, cediendo ante el otro:
yo cedo un poco por amor y mi esposo otro poco por amor, todo es sencillo.
Cuando uno de los dos, quiere que el otro ceda y él no cede nada, entonces trata de someterlo a la fuerza y éso no es amor. Es querer dominar al otro, en lugar de dominar sus propias tormentas interiores.

Pero bueno, aceptando una ruptura entre una pareja y aceptando que se unan a otra persona, creo que lo más justo es que uno de los dos, ceda a los hijos y renuncie a ellos totalmente, en bien de sus hijos.
Esto es lo que hizo mi mamá biológica. Nunca más volvió a buscarnos y con ello, permitió que creciéramos con una sóla madre y un sólo padre. La vida fué más sencilla para nosotros sus hijos. La vida, el amor es renuncia a sí mismo en bien del ser amado. "Nadie ama más a sus amigos que el que da la vida por ellos"

Lo ideal siempre es tener a tu padre y madre biológicos. Sin embargo, y sobre todo en ésta época, en donde las parejas se divorcian y separan por cualquier cosa, abundan las dobles o triples uniones.

Mis padres se separaron cuando yo tenía 9 meses. Me quedé a vivir con mi abuelita a la que siempre llamé mamá.

Mi papá se juntó con una mujer a la que llegué a querer mucho, no como a mi mamá, pero la quise mucho y me gustaba vivir con ella y mis hermanos. Fué la etapa más feliz de mi infancia cuando viví en un verdadero hogar: con mi papá, su mujer y mis hermanos.
Recuerdo el día más feliz de mi niñez.

Viviamos en un pueblo muy bonito, en una casa agradable. Desperté con los rayos de sol bañando la cama donde dormíamos mis hermanas y yo. Nunca antes había tenido la sensación de bienestar tan grande como ése día.

A lo lejos se escuchaban las campanas de la iglesia, por la ventana entraba el sonido de los cantos de los pájaros y todo era perfecto. En otra recámara dormía mi hermanito.
En la recámara adjunta dormía mi papá y su mujer.
Pocos, muy pocos amaneceres recuerdo tan hermosos.

El era el hombre más maravilloso que pudiera existir sobre la tierra. Por lo menos en mi infancia así lo veía y volví a verlo después.

Pero... siempre hay un pero o un pelo en la sopa. Su mujer tenía una hija de otro hombre. Cuando se juntaron mi papá y ella, estaba embarazada.
Era una mujer posesiva y no quiso aceptarnos al lado de mi papá. El trató de llevarnos a vivir con ellos, pero ella no nos aceptaba. Trató de meter cizaña entre mi papá y nosotras, se peleaba con mi hermana que era una niña.

A mí me trataba bien y a mi hermana no; con ello trataba de enemistarnos como hermanas.
En fin. La cosa no resultó y al cabo de 7 años en que cada día iba peor, terminaron por separarse.

La segunda mujer de mi papá fué lo más parecido a una madre que conozco. Una mujer que trató de cuidarnos, que nos quiso como hijas. Nuestros hijos la llamaban abuelita. Esa fué en realidad la mujer que mi padre amó y quien lo amó.
Quien quiere a una persona, lo acepta con sus virtudes y defectos y con los hijos que pudiera tener.

Mi papá cayó en la tentación de la carne con una mujer más joven. Su esposa (porque fué su única esposa ya que con ella se casó por la iglesia y el civil) pasaba por una etapa difícil como lo es el climaterio. Esta etapa es difícil para algunas mujeres que se dan cuenta de pronto que su juventud empieza a declinar.
Estaba profundamente herida porque era una mujer más joven. Se fué a su pueblo.

Mi papá se juntó con ésa mujer que tenía una hija y con la que concibió a mi hermano menor. Sin embargo, su corazón no estaba con ella, sino con su esposa.

Cometió una falta, su esposa pasaba por una etapa difícil, no tuvieron una guía que les ayudara y tras un error, viene uno peor.

Yo quise a las mujeres de mi papá simplemente porque lo quise a él. Nunca fueron mis madres, porque yo tuve la mía.

Así que en cuestiones de madrastras, tengo experiencia. (pequeño chascarrillo)
Y me he dado cuenta de una cosa:
Una mujer que tiene un hijo de un hombre, difícilmente acepta que otro hombre sea el padre de ése hijo.
Mi propia mamá (mi abuelita que me crió como hija) tuvo 4 hombres.
El primero fué mi abuelo, padre de mi papá. Y su gran amor.
Quedó viuda de él y empezó su calvario.
Buscando un padre para su hijo, encontró un hombre. Tuvo dos hijos con él. La cosa terminó también. Mi mamá no permitía que su pareja tratara a su hijo como padre.

Y al cabo de un tiempo, mi mamá conoció a otro hombre (separado de su mujer) y como la esperanza muere al útimo, aceptó unirse a él buscando ayuda para sus hijos. Tuvo el mismo fin la relación. Otros dos hijos.

Conoció a otro hombre, ésta vez soltero (tal vez buscaba una nueva opción)y tuvo dos hijos más. Tampoco funcionó y terminaron separándose.

¿Qué pasaba,porqué tanto insistir en unirse a un hombre y terminar sus relacione?
Se lo pregunté una vez y me contestó con la verdad simple y sencilla:
"Ay, hija. Quería que me ayudaran con mis hijos y me enjaretaban otros"

¿Cómo puede una persona cometer el mismo error una y otra y otra vez?
Por la falta de guía. Por la falta de padres que estén a su lado, guiándolos.

Mi mamá no contó con unos padres que la apoyaran afectiva y eficazmente.
Su papá era muy duro y le quitó a su hijo para educarlo él. Su mamá se acostumbró a callar ante la violencia de su marido.
No fué una mujer que defendiera a sus hijos, o que supiera atemperar el enojo de su esposo, ya que ella a su vez, estaba lejos de su familia.

Se hizo un círculo vicioso. La relación de mis bisabuelos fué difícil. Sus hijos no tuvieron un buen ejemplo y sobre todo las mujeres, tomaron un papel muy distinto al de su madre y por cualquier cosa dejaban a sus maridos o no les toleraban el más mínimo error.

Dice la Palabra de Dios que los errores de los padres afectan a los hijos hasta la tercera o cuarta generación. No es un castigo divino, es el resultado de una falta de cercanía o total desconocimiento o no aceptación de Dios y del amor que nos tiene.

Todas mis tías y tíos tuvieron relaciones difíciles. Todos tuvieron más de una pareja.
De éste modo, ellas trataban de encontrar un hombre distinto a su padre y con ello, encontraban hombres de poco carácter que no tenían la fortaleza suficiente y en lugar de ser un apoyo, terminaban siendo un problema más.

Mis propios hermanos sufren de ése síndrome si pudiera llamarlo así. Y ahora veo que no es mas que falta de amor a Dios o mejor dicho desconocimiento del amor de Dios.

Lso hombres cada vez más, se están alejando de Dios. Cada vez menos hombres asisten a las iglesias a escuchar la Palabra de Dios. Las mujeres podemos alejarnos, pero siempre regresamos por nuestros hijos.

Los hombres luchan con Dios, no quieren someterse a su yugo. Ellos son la cabeza de su familia y ellos saben qué hacer con ella.
Sin embargo, no se dan cuenta que necesitan una guía y ésa guía es Dios, su Padre Creador.

Lo dice la Palabra de Dios: "el hombre debe abandonar el hogar de sus padres".
Esto quiere decir que el hombre junto a su mujer, deben ser independientes de sus padres no sólo económicamente sino emocionalmente para poder ser verdaderas ayudas en la formación de sus propios hijos.

Por difícil que sea para un padre o una madre aceptarlo, Dios es el Padre de todos nosotros. Y El es la guía que necesitamos.
Los padres no somos dueños de la vida de nuestros hijos. Estamos para ayudarlos en su formación, educación.

Los lazos que nos unen son indisolubles por amor, pero los lazos de la carne debemos romperlos, trascenderlos.

Jesús a los 12 años se perdió de sus padres y lo encontraron en la Sinagoga.
Cuando lo cuestionaron sobre porqué se alejaba, les dijo "¿acaso no saben que debo hacerme cargo de las cosas de mi Padre?"

Eso nos indica a los padres o debe indicarnos que la relación con Dios trasciende la relación que nuestros hijos establecen con nosotros. Es una relación mucho más fuerte y sólida.

Puede ser que ésa sea la razón por la que muchos hombres se alejan de la Iglesia. Quieren ser los primeros en la vida de sus hijos. Y éso no puede ser.

Pido a Dios para que los hombres comprendan que la relación con Dios es personal, que sus hijos necesitan libertad para poder buscar a Dios.
Sólo en Dios, el hombre es verdaderamente libre, sin ataduras. Pleno.

Los padres no debemos ser obstáculo entre Dios y nuestros hijos, porque antes que ser hijos nuestros, lo son de Dios.
Pensaba dar consejos sobre cómo mejorar una relación hijos-madrastra o padrastro y no puedo hacerlo sin llegar al punto importante de toda relación hijos-padres, esposo-esposa, no puede existir una buena relación de ningún tipo si no se tiene una buena relación con Dios.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores