GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

El amor duele



EL AMOR DUELE


Estas charlas nacieron el día que te fuiste, mamá.
Recuerdo tantas veces en que cuando sentía dolor, bastaba recordarte para que se calmara, basta recordr tu voz, tus palabras para que todo volviera a estar bien.

Me recuerdo algunas veces llorando y cuando ya no podía más, gritar tu nombre: "ayúdame, mamá" "mamacita". Y sentía tu consuelo aunque estuvieras lejos.
Ahora ya no estás y ya no hay a quien gritar buscando consuelo. Ahora escribo como cuando te contaba mis dolores aunque no estuvieras.

Ahora sólo recuerdo los tuyos para darme cuenta que los míos son muy pequeños.
¡Cuántas veces habrás llorado por tu hijo desobediente o por tu hijo terco o por tu hijo vanidoso? ¿Cuánto más por nosotras, tus hijas adoptivas, igual de desobedientes, tercas o vanidosas?
Recuerdo cuánto quería yo aliviar tu dolor, limpiar tus lágrimas o solucionar tus problemas y siempre fuí yo la ganadora: mientras más buscaba ayudarte, más aprendía de tí, de tu sabiduría; más disfrutaba de tu compañía, de tu calor, de tu paciencia y de tu amor.

A mí me dabas los besos que tus hijos no querían. A mí me dabas los cuidados que ellos no aceptaban. A mí me dabas los consejos que ellos no escuchaban.

¿Sabes? Ahora estoy como tú: dando a otros lo que mis hijos no quieren, llorando por ellos que no escuhan, que no aceptan.
Pero yo no tengo una Laura que seque mis lágrimas ni consuele mi dolor. Sigues siendo tú la única que lo hace, aunque no estés.
Hasta el final cuidaste de mí, ¿sabías que mi camino iba a ser solitario? Seguramente que sí.
Hasta el final te ocupaste de mí: "Ora por mis pecados, hija" porque sabías que nadie más aceptaría mis oraciones, ni mi cariño, ni mi amor.

¡Gracias, mamá por el consuelo que me dejaste aún al irte! Nadie como tú!
Descansa en paz dondequiera que te encuentres.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores